Consejos útiles

¿Por qué ocurre la congestión mamaria?

Durante la llegada de la leche, al tercer día después del nacimiento, el cofre se llena, se vuelve pedregoso y puede volverse doloroso.

Por lo general, con la alimentación frecuente y efectiva del bebé, la plenitud de los senos disminuye durante las primeras semanas.

Pero a veces el llenado de senos puede convertirse en congestión, especialmente si el seno no se vacía con la frecuencia suficiente y bien.

La congestión es la plenitud del seno con exceso de leche y linfa.

La congestión mamaria generalmente ocurre durante la primera semana después del nacimiento, pero también puede ocurrir más tarde, por ejemplo, con falta de alimentación o destete repentino.

Síntomas de congestión

Con la plenitud severa del cofre, pueden ocurrir los siguientes síntomas:

  • Senos calientes y dolorosos
  • Malestar general
  • Desbordamiento de pecho
  • Se observa enrojecimiento de la piel.

Recomendaciones de grabado

No. 1: lactancia frecuente

Sujete al bebé al pecho con la mayor frecuencia posible (para los requisitos de cada bebé). El vaciado regular de los senos reduce el riesgo de estancamiento.

Después de la primera lactancia del bebé (idealmente ocurre en la primera hora después del parto), se produce un sueño prolongado, después del cual los alimentos se vuelven frecuentes o incluso continuos, especialmente si no se utilizaron métodos de medicación durante el parto.

En los primeros días después del nacimiento, el tamaño del estómago del recién nacido no es más que una nuez, por lo que la alimentación frecuente le permite al bebé tener suficiente calostro.

Idealmente, la madre y el niño siempre están juntos, pasan mucho tiempo en contacto corporal, lo que le permite a la madre captar las señales de hambre del bebé y no omitir la alimentación.

No. 2: postura cómoda y agarre adecuado de los senos durante la alimentación

Con una postura cómoda durante la alimentación y la captura adecuada del seno por parte del bebé, la leche se extrae efectivamente del seno, evitando la posibilidad de congestión mamaria.

El bebé se aplica correctamente al cofre si:

  • el bebé se despliega con mamá, está cerca de su pecho
  • el bebé captura el pezón y la areola
  • los labios del bebé están abiertos
  • la barbilla del bebé toca el cofre
  • la nariz del bebé está floja o toca el pecho
  • la barbilla del niño está en contacto con el seno, de modo que la parte inferior de la areola no es visible.

Ayuda con la congestión

A los primeros signos de congestión, se recomienda consultar a un consultor de lactancia materna que ayudará a identificar las causas del problema, en primer lugar, al verificar la aplicación del bebé durante la alimentación. En base a esto, se propondrá el curso de acción más efectivo. Si no se proporcionó ayuda de manera oportuna, pueden ocurrir problemas con la producción de leche.

Además de las medidas preventivas enumeradas anteriormente (que también se usan en el tratamiento de la lactostasis), otros métodos para combatir la congestión incluyen:

  • Cuando se ingiere, es difícil que el bebé tome el seno, ya que la leche no gotea bien, por lo que se recomienda realizar un masaje suave del seno durante varios minutos antes de alimentarlo, para facilitar la liberación de la leche.
  • Para que el bebé tome un seno problemático, puede alternar ambos senos al comienzo de la alimentación.
  • No se recomienda omitir la alimentación o reemplazar la alimentación con otros líquidos (en ausencia de indicaciones médicas)
  • Durante la alimentación, masajee suavemente el seno en la dirección del pezón.
  • Use compresas frías u hojas de repollo (cocidas y luego enfriadas) después o entre comidas para reducir las molestias. La hoja de col se aplica a la mama problemática después de alimentarla durante 20 minutos. Cuando se elimina el dolor, se puede detener el uso de hojas de col.
  • Si es necesario, exprimir hasta alivio después de la alimentación.
  • En casos severos de congestión, es necesario extraerse el seno a fondo para vaciarlo con eficacia. Dicha asistencia puede ser proporcionada por un consultor de lactancia materna.
  • Si es necesario, puede usar analgésicos después de consultar a un médico.

Algunas madres experimentan dolor durante la congestión, a pesar de una posición cómoda, la fijación adecuada del bebé al pecho y la alimentación frecuente. Lo más probable es que esto se deba al hecho de que el niño inicialmente no estaba acostumbrado a aplicarse correctamente en el pecho y hubo largos descansos entre las comidas (por ejemplo, en el caso de la estimulación del parto). Los consejeros de lactancia materna pueden ayudar a organizar la lactancia materna.

¿Qué hacer si no es posible sujetar correctamente al bebé al cofre?

La hinchazón del seno durante la congestión puede llevar al hecho de que los pezones se vuelven planos, es difícil para el niño tomar el seno. En tal situación, puede ayudar extraer un poco de leche antes de comenzar a alimentar al bebé.

Un método para aliviar la areola también puede ayudar. Para hacer esto, las yemas de los dedos deben presionarse sobre la areola desde diferentes lados del pezón. Luego presione hacia el cofre durante unos minutos o hasta que el cofre se ablande bajo la influencia de la presión. Este método se usa para suavizar el área alrededor de la areola y el pezón, de modo que sea más fácil para el bebé agarrar el pecho. Es más efectivo usar el método para mitigar la areola mientras está acostado boca arriba.

Hay buenas noticias: pases de congestión. Un consultor de lactancia (idealmente un consultor de IBCLC) puede acelerar el proceso de curación y organizar la lactancia.

Traducción: Alyona Zakharova, Slingoconsultant, Mama City Family Learning and Support Center.

Congestión mamaria en recién nacidos

La congestión mamaria en los recién nacidos puede ocurrir el segundo día después del nacimiento, y la mayoría de los padres están muy asustados. Pero no tengas miedo. Esto es bastante normal, ya que, generalmente de 2 a 7 días después del nacimiento, el bebé tiene una crisis sexual.

En un cuerpo pequeño, se producen cambios hormonales, lo que hace que el seno se hinche. Incluso puede sobresalir un líquido grisáceo o blanquecino amarillento, como el calostro. Por lo general, este fenómeno se observa en las niñas, pero también ocurre en los niños. Pasará solo en un par de días.

Los padres deben recordar que en ningún caso debe influir de alguna manera en los senos del bebé: no exprima la leche, no los presione en absoluto, no frote ni frote nada.

Si viola esta regla, existe el riesgo de causar daños graves a la salud del bebé. Cuando se presionan, los conductos se lesionan, y los problemas debido a esto pueden surgir durante toda la vida. Otra consecuencia grave es la infección a través de los pezones. Esto sucede con bastante frecuencia, como resultado, puede ocurrir mastitis: inflamación aguda.

Los senos del bebé no solo se hinchan y se vuelven ligeramente rosados, sino que se hinchan, se sonrojan, se vuelven muy dolorosos y calientes. El niño llora de dolor y generalmente no puede calmarse.

En esta situación, se requiere la pronta ayuda calificada de un médico, ¡no lo dude! Si no detiene la inflamación en el futuro cercano, las consecuencias pueden ser impredecibles.

Congestión en adolescentes

En las niñas en la adolescencia, a partir de los 11 años, pero en algunos casos a partir de los 9 años, los senos comienzan a crecer. Bajo la influencia de los cambios hormonales naturales en el cuerpo, puede aumentar periódicamente y volverse denso, incluso doloroso, y luego volver a su estado original. O la incomodidad puede molestar a la niña constantemente.

Siga su examen preventivo realizado por un ginecólogo y hágase una ecografía para asegurarse de que todo esté en orden con la salud. Y explíquele que el desarrollo de los senos y algunas sensaciones desagradables son un proceso natural y que con el tiempo no causará molestias.

Mientras tanto, elija la ropa más cómoda, no aplastante, ropa interior cómoda. Si el área de esta niña es muy dolorosa, solicite al ginecólogo un certificado de educación física para salvar al niño de golpes, por ejemplo, con una pelota en juegos al aire libre.

Aumento de senos en hombres




Las glándulas mamarias en los niños en la adolescencia pueden aumentar ligeramente. Esto sucede bajo la influencia de la hormona estrógeno, una explosión de la cual ocurre durante la pubertad. Bajo su acción, el tejido glandular del seno comienza a crecer.

Este proceso se llama ginecomastia. Por lo general, la afección no requiere corrección y desaparece por sí sola, siendo finalmente suprimida por el creciente nivel de hormonas sexuales masculinas. En los niños obesos, los senos son más pronunciados porque el tejido adiposo almacena estrógenos. A veces, la grasa misma se deposita en esta área, una condición llamada ginecomastia falsa. Pasa con la pérdida de peso.

Por lo general, los niños son muy complejos sobre esta afección. Los padres deben explicarles que es temporal y que pasará muy pronto. Es necesario reducir al niño a un endocrinólogo y realizar pruebas de hormonas, así como observar una nutrición adecuada para la rápida normalización de los niveles hormonales.

También es importante elegir ropa hermosa, no ajustada, en la que el aumento de los senos no sea evidente. Si el niño se avergüenza de cambiarse de ropa para educación física, vale la pena considerar cómo evitarlo. Quizás tome una exención temporal de las clases.

Lo principal es transmitirle al niño que esta condición es la norma para su edad y le sucede a muchos. En cualquier caso, además de las pruebas de hormonas, ultrasonido o mamografía y una consulta con un terapeuta será necesario para excluir las formaciones quísticas.

Congestión mamaria en mujeres

La congestión mamaria antes de la menstruación a menudo se considera uno de los síntomas del síndrome premenstrual. Ocurre debido al desequilibrio hormonal en el cuerpo durante este período.

Se asocia con una mayor producción de progesterona. El cuerpo femenino produce hormonas cíclicamente: el estrógeno predomina en la primera mitad del ciclo y la progesterona en la segunda mitad.

Este último, a su vez, juega el papel de prepararse para un posible embarazo en el cuerpo. Prepara el seno para una posible lactancia, y los alvéolos en los que consiste se hinchan y aumentan. El líquido queda retenido en ellos, por lo tanto, la glándula mamaria se engrosa y aumenta. A menudo esto va acompañado de dolor. Pasa con el inicio de la menstruación.

Este síntoma se ve agravado por trastornos hormonales, estrés, enfermedades metabólicas, falta de sueño, mala nutrición y abuso de alimentos dañinos: comida rápida, frita, ahumada y grasosa.

Hay casos en que el dolor y las molestias en las glándulas mamarias no son la norma.

Consulte a su médico si:

  • el dolor no depende de la fase del ciclo y no desaparece con el inicio de la menstruación,
  • hay una secreción del pezón,
  • encuentra un bulto en una o ambas glándulas mamarias,
  • deformación de la glándula o el pezón, cambios en la piel, aumento del patrón vascular,
  • solo un lado duele
  • La incomodidad en las glándulas mamarias se acompaña de síntomas inusuales, por ejemplo, un cambio en el ciclo, dolor en la parte inferior del abdomen, etc.

Otras causas de congestión mamaria

La congestión en la mitad del ciclo se asocia con mayor frecuencia con un pico en la producción de la hormona estrógeno en el cuerpo de una mujer. Bajo su acción, el tejido glandular crece y la circulación sanguínea en el pecho se ralentiza.

Por lo tanto, es más pesado e incluso dolor en el pecho. Inmediatamente después de la ovulación, o después de un par de días, estas sensaciones desaparecen a medida que disminuye el nivel de estrógeno. Y la tarea de esta hormona es preparar al cuerpo para un posible embarazo. Si no ha llegado, entonces todo vuelve a su estado original.

Si el dolor permaneció durante varios días, o incluso semanas, después de la menstruación, esto requiere la atención más cercana.

  1. Embarazo: si ha ocurrido, en las primeras semanas el cuerpo también se prepara para la lactancia futura, y las hormonas femeninas están en su apogeo. Por lo tanto, las glándulas continúan agrandadas.
  2. Insuficiencia hormonal: debe pasar por la consulta de un endocrinólogo y hacerse pruebas. Quizás se alteren los mecanismos de regulación hormonal y se siga aumentando el estrógeno.
  3. Mastopatía: el crecimiento del tejido mamario y la formación de nódulos densos bajo la influencia del desequilibrio hormonal. A veces no requiere corrección, y a veces se prescribe tratamiento. Pero una consulta médica y un ultrasonido son necesarios de todos modos.
  4. La presencia de neoplasias, por ejemplo, quistes. Se requieren consultas con mamólogos y mamografías.

La congestión de las glándulas mamarias después del parto es causada con mayor frecuencia por lactostasis, una gran afluencia de leche a los conductos y su posible estancamiento. El cuerpo de la mujer está organizado de modo que unas pocas horas o días después del parto, su leche llega con mayor frecuencia.

Esto sucede independientemente de si está amamantando o no, y si lo va a hacer. En el futuro, si una mujer no se alimenta, la producción de leche disminuirá y desaparecerá gradualmente. Pero lleva tiempo.

La congestión mamaria durante la lactancia ocurre con mayor frecuencia por la misma razón. La leche no se elimina lo suficiente y se estanca. Para prevenir este fenómeno, se recomienda usar un extractor de leche, con mayor frecuencia coloque al bebé en el pecho. Si le resulta difícil succionar los senos hinchados, se recomienda que introduzca un poco de leche en el extractor de leche antes de alimentarlo, para reducir la presión en el pecho y la succión se vuelve más fácil.

Con la lactostasis, la temperatura corporal a veces incluso aumenta, hasta 38 grados.
Si la temperatura ha aumentado más y el cofre está caliente, enrojecido y los signos visibles de inflamación son un signo de infección y el desarrollo de mastitis. Se requiere la ayuda obligatoria de un médico, se debe eliminar la inflamación. La automedicación es potencialmente mortal.

Conclusión

¡Los médicos advierten! Estadísticas impactantes - detenidas, que más del 74% de las enfermedades de la piel - un signo de infección con parásitos (Acacida, Giardia, Toccocapa). Glisten es causado por el agravamiento de la enfermedad colegial, y la primera sufre de nuestro sistema inmune, que debe protegerse de diversas enfermedades. El jefe del Instituto de Parasitología compartió un secreto, para deshacerse rápidamente de ellos y limpiar su piel, resulta que es suficiente. Sigue leyendo.

Por cualquier razón que ocurra la congestión, este es un síntoma que requiere la consulta obligatoria de un médico y un examen. Debe asegurarse de que este sea un proceso fisiológico natural y que no haya patologías. Cuídate.

¿Cómo lidiar con el dolor y las grietas?

Detrás del embarazo y el parto hay una prueba difícil para todos los sistemas y órganos de una mujer. Ahora el cuerpo está sintonizado con un nuevo proceso: la lactancia materna. Las preguntas que surgen de las mujeres en trabajo de parto son respondidas por un obstetra-ginecólogo con experiencia Tatyana Oboskalova.

  • El cofre se hincha y duele mucho. ¿Cómo reducir el dolor?
  • ¿Necesito usar extractores de leche? Con que frecuencia
  • Se formaron grietas en los pezones, mientras que alimentarlo duele hasta las lágrimas. Que hacer

No hace falta decir que, en la mayoría de los casos, es difícil para una madre joven. Un niño es felicidad, pero la realidad trae sus propias correcciones a las experiencias alegres. Vivir en obediencia a las necesidades de una pequeña criatura es difícil. Especialmente cuando el dolor desagradable se acumula en una pila de preocupaciones.

En los primeros días después del nacimiento, el seno puede hincharse y doler, esto se debe a la aparición de leche. Si el pecho está duro y adolorido, esto generalmente se debe al hecho de que la glándula mamaria produjo demasiada leche y se produjo un estancamiento. Tales problemas en los senos pueden ocurrir tanto inmediatamente después del parto como durante los primeros meses de la lactancia. La mejor medicina en este caso será el niño mismo, que disolverá el seno mejor que cualquier extractor de leche. Cuanto más a menudo coloque al bebé en el pecho, se produce una inflamación menos dolorosa. Con el tiempo, los sofocos de leche comienzan a coincidir con la necesidad del bebé de amamantar. Pero también sucede que un niño intenta succionar leche, pero no tiene éxito, se inquieta y comienza a llorar.En este caso, debe masajear ligeramente el seno y extraer la leche, con sus manos o con la ayuda de un extractor de leche. Sin embargo, los expertos modernos en lactancia creen que la causa de varios problemas con las glándulas mamarias es la fijación incorrecta del bebé al pecho.

Recuerde que el agarre correcto del pezón es cuando el pezón toca el paladar. En este caso, el seno debe "mirar" con el pezón no en la boca del bebé, sino en el paladar, lo que permitirá que el bebé desde abajo capture una parte mucho más grande del pecho que desde arriba. La boca del bebé debe estar bien abierta, y la lengua debe estar en la encía inferior y sobresalir libremente de la boca. La areola del pezón está casi toda en la boca del bebé, mientras que la barbilla del bebé toca su pecho.

Un caso especial es una brida corta, que puede causar un doloroso agarre del pezón debido a la fuerte compresión de las encías del niño. En este caso, tiene sentido consultar con el pediatra sobre el enfoque óptimo para colocar al bebé en el pecho.

No necesita aplicar compresas calientes, hojas de repollo y bardana a las glándulas mamarias. Una compresa tibia solo aumentará el flujo de leche y no tendrá ningún efecto sobre el repollo y la bardana.

En caso de lactostasis (el llamado estancamiento de la leche en el pecho), se debe aplicar una vejiga helada al procedimiento que se repetirá varias veces a intervalos. Las mujeres y especialmente sus madres creen que es posible "congelar" el seno de esta manera, pero esto no es así.

El frío estrechará la luz de los vasos sanguíneos que alimentan los lóbulos de la glándula mamaria, lo que conducirá a una disminución en la producción de leche. Además, se crean condiciones favorables para el desarrollo de microbios en la glándula mamaria estancada, lo que puede causar inflamación de la glándula mamaria: mastitis. El frío en todo momento se usa para limitar el proceso inflamatorio en cualquier órgano. Por lo tanto, no tenga miedo de usar hielo en un grado razonable.

Si todavía tiene que recurrir a algún método para vaciar la glándula mamaria, entonces se debe dar preferencia a un extractor de leche de calidad, que está diseñado para simular la captura de la areola y el pezón, como lo hace un niño.

Si no hay un extractor de leche, y usted extrae el seno, debe hacerlo con las manos absolutamente limpias en un recipiente limpio, presionando con los dedos no sobre la areola o el pezón, sino sobre el área cercana a la areola, ya que es aquí donde se acumula la leche en reservorios peculiares, huecos, y es desde aquí a través de los conductos. entra en el pezón Algunas mujeres son tan entusiastas que frotan las abrasiones en la piel de las glándulas mamarias, lo cual es muy indeseable, ya que la abrasión en la piel es la forma en que la infección penetra profundamente en la glándula mamaria.

Otro problema bastante común son las grietas en los pezones. El apego adecuado al cofre es la prevención y este problema desagradable. La causa de las grietas puede ser el cuidado analfabeto de las glándulas mamarias, incluida su "desinfección" de sustancias que contienen alcohol. Otra razón - la falta de vitaminas en el cuerpo de una madre joven, es necesaria para mantener la elasticidad de la piel, su resistencia a las infecciones, así como para la curación rápida de los microtraumas - estamos hablando de vitaminas A, B, C, D y E. Sin embargo, pueden ocurrir grietas incluso en el caso de fijación adecuada al cofre y cuidado adecuado. Pero con una piel del pezón muy delicada y susceptible, por regla general, esto ocurre en el período inicial de la lactancia (más tarde la piel se vuelve más gruesa y las grietas desaparecen).

Los geles y ungüentos que contienen vitamina B pueden usarse para tratar las grietas de los pezones después de cada alimentación.Los humectantes que contienen lanolina pura ayudarán a restaurar la elasticidad de la piel del pezón. Pero la grieta no sanará en un día, y el bebé necesita ser alimentado, por lo que puede usar almohadillas especiales en los pezones, que repiten completamente su forma, están hechas de material elástico e higiénico, le permiten al bebé realizar movimientos de succión completa sin causar un trauma adicional a la madre. Dichos dispositivos pueden evitar la negativa irrazonable de las mujeres a amamantar.

Para la higiene de las glándulas mamarias, es más aconsejable usar geles especiales para madres lactantes y, por el momento, para eliminar el jabón, en cualquier caso, asegúrese de que no penetre en los sensibles pezones. Los baños de aire, el masaje ligero, es decir, las medidas que se usaron en el período prenatal para entrenar los pezones, son adecuados ahora, pero ya para prevenir la formación de grietas. Los sujetadores deben comprarse especiales para mujeres lactantes, ya que están hechos de materiales higiénicos que permiten que la piel "respire", tienen correas anchas y copas voluminosas que no comprimen los vasos sanguíneos y el tejido de las glándulas. Es aconsejable cambiar el sostén a diario, de lo contrario puede infectarse a sí mismo y al niño.

Durante la próxima visita del pediatra, hágale una pregunta relacionada con la condición de su pecho. Seguramente se le brindará ayuda oportuna y podrá hacer frente a la dolorosa afección.

"La salud de la madre en el período posparto", del libro "La salud de la mujer durante el embarazo"

Causas de la hinchazón de los senos en las mujeres.

El seno femenino es un órgano muy sensible que reacciona de manera sensible a muchos cambios que ocurren en el cuerpo. Las fluctuaciones hormonales durante el embarazo, la lactancia y también antes de la menstruación son especialmente agudas en el estado de la mama. Durante tales períodos, las mujeres a menudo se encuentran con un problema como congestión mamaria.

Hinchazón de los senos antes de la menstruación.

Los cambios hormonales antes de la menstruación conducen a sensaciones desagradables. La segunda fase del ciclo menstrual se caracteriza por un cambio en el nivel de progesterona, que se manifiesta por sensaciones de pesadez en el pecho. Normalmente, tales sensaciones deberían pasar con el inicio de la menstruación. Si la congestión mamaria antes de los días críticos se acompaña de dolor intenso, se sienten pequeños sellos en el pecho, que no desaparecen con el inicio de la menstruación, entonces debe consultar a un médico para determinar la causa de esta afección. Una razón para contactar a un especialista es la hinchazón de los senos después de la menstruación, esto puede ser un signo de varias enfermedades o trastornos hormonales. Una enfermedad como la mastopatía puede ir acompañada de molestias en el pecho, tanto antes como después de la menstruación.

Inflamación mamaria en las niñas.

La razón de tales cambios es la maduración de los órganos genitales, que se acompaña de cambios hormonales. Después de establecer el ciclo menstrual y restablecer el equilibrio hormonal, la congestión de las glándulas mamarias en las niñas solo se observa en ciertos días del ciclo. Si el dolor y la hinchazón aparecen independientemente del día del ciclo, debe visitar a un mammologist.

Congestión mamaria durante el embarazo

En una mujer que espera un bebé, la hinchazón de los senos es normal. Durante el embarazo, la producción de hormonas aumenta, por lo que aumenta la glándula mamaria, lo que causa molestias. Las sensaciones desagradables pasan con la finalización de la lactancia materna. Si secreción oscura del pezón, sellos, aparece dolor intenso, consulte a un médico.

Lactancia materna

La congestión de las glándulas mamarias durante la lactancia se acompaña de compactación en el pecho, hinchazón, enrojecimiento, obstrucción de los conductos lácteos, lo que impide la secreción de leche, dolor, fiebre. Se vierte el seno, se vuelve duro, lo que conduce a sensaciones desagradables.

Después de que nace el bebé, se forma calostro en el seno de la madre, que se reemplaza con leche madura después de tres días. En el proceso, las glándulas mamarias se llenan, se vuelven más densas y se produce dolor. Esta condición es completamente normal y se denomina congestión fisiológica de las glándulas mamarias; pasa varios días después del inicio de la alimentación. Si las sensaciones desagradables no desaparecen durante mucho tiempo, la alimentación no alivia, es necesario consultar a un médico, ya que esto puede ser un signo de bloqueo de los conductos lácteos o mastitis.

Para evitar tales problemas durante el proceso de alimentación, es necesario darle al bebé un seno cada dos horas, mientras se asegura de que el bebé agarre correctamente el seno.

La congestión mamaria puede ocurrir con una interrupción repentina de la lactancia materna. Además, esta condición también es posible si el niño chupa menos leche de la que produce, por ejemplo, durante un período de enfermedad o con la introducción de alimentos complementarios.

Si no se puede evitar la congestión mamaria, puede usar algunos consejos para aliviar la afección:
- una ducha o baño tibio ayudará a eliminar los síntomas desagradables. Puede envolver el cofre con una toalla tibia y húmeda, lo que contribuye a la liberación del exceso de leche,
- movimientos de masaje cuidadosos ayudan a suavizar las glándulas mamarias,
- La forma más natural de eliminar las molestias es alimentar al bebé.

Para evitar la congestión mamaria, como profilaxis al final de la alimentación, puede aplicar algo frío en el pecho, usar tapas protectoras y extractores de leche, usar un sostén cómodo.

Retención de líquidos

Esta es otra causa de hinchazón de los senos. En este caso, debe ajustar su dieta y estilo de vida. El exceso de bebidas con cafeína, alimentos salados y grasos en la dieta, la falta de actividad física conduce a la retención de líquidos.

Ropa interior incómoda

El uso de un sostén ajustado que tenga inserciones ajustadas, huesos o que no sea de un tamaño adecuado conduce a una violación de la circulación sanguínea en las glándulas mamarias. Por lo tanto, es muy importante elegir una ropa interior cómoda y suelta que se ajuste al tamaño, no comprima el cofre y no cause molestias.

Medicación

El uso de ciertos medicamentos puede provocar ciertos cambios en el cofre, que se acompañan de hinchazón. Si encuentra esa relación, debe consultar a un médico. Es posible que deba tomar diuréticos, lo que ayuda a eliminar líquidos del cuerpo. Los anticonceptivos hormonales también pueden causar esta afección, en cuyo caso debe consultar a un ginecólogo.

Hinchazón de los senos en los recién nacidos.

La congestión mamaria en los recién nacidos es un fenómeno común. Esta condición se llama crisis sexual. La razón es la entrada de hormonas de la madre a través de la placenta al bebé. Los síntomas desaparecen en la tercera semana. La congestión de las glándulas mamarias en los recién nacidos no afectará el desarrollo posterior del cuerpo del niño y no es peligroso. Está prohibido aplicar compresas, apretar las glándulas mamarias y realizar otros procedimientos.

La congestión mamaria en niñas y niños recién nacidos, que se acompaña de dolor, fiebre, ansiedad del bebé u otros síntomas, requiere un médico. Signos similares pueden indicar el desarrollo de mastitis. La razón de esto puede ser la atención inadecuada, los intentos de deshacerse de la hinchazón de los senos con ungüentos y calentamiento.

Una condición similar se trata mediante la aplicación de compresas, ungüentos absorbibles y el uso de antibióticos, a veces es necesaria la extracción quirúrgica de pus de las glándulas mamarias inflamadas.

Hinchazón de senos en niños

La congestión mamaria en los niños puede ocurrir a cualquier edad. En los bebés, este fenómeno se explica por la ingestión de hormonas madres en el cuerpo del recién nacido y se transmite por sí solo. Durante la pubertad, el aumento de senos puede ocurrir debido a la producción de hormonas sexuales masculinas y femeninas. La congestión de las glándulas mamarias se explica por la liberación de las hormonas femeninas estrógeno. Muy a menudo, solo se hincha la areola, pero a veces se agranda todo el seno. Con el aumento de la producción de hormonas sexuales masculinas, el crecimiento de los senos se detiene. Hay causas más graves de esta afección, por ejemplo, enfermedades endocrinas. La inflamación de los senos en los niños se llama ginecomastia. Puede ser simétrico o asimétrico.

La causa de la enfermedad es un equilibrio alterado entre la cantidad de hormonas masculinas y femeninas, un exceso de prolactina, el uso de drogas que pueden provocar el desarrollo de los senos masculinos y las drogas.

El seno puede aumentar a 10 cm, este proceso se acompaña de picazón, aparición de focas, secreción de los pezones y aumento de la sensibilidad de las glándulas mamarias.
En el período inicial, cuando acaba de ocurrir la congestión de las glándulas mamarias, el tratamiento puede ser bastante efectivo. Con la progresión de la enfermedad, se produce la maduración glandular y un aumento del tejido conectivo. Con un aumento de los ganglios linfáticos en las axilas, la decoloración de los pezones, la aparición de secreción sanguinolenta líquida de ellos, existe el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Tales síntomas son motivo de atención médica inmediata.

La inflamación de los senos puede ocurrir después de tomar ciertos medicamentos, cuya abolición normaliza la relación entre las hormonas masculinas y femeninas. En algunos casos, la terapia hormonal se prescribe para aumentar la cantidad de hormonas masculinas en el cuerpo de un adolescente.

Cuando las drogas no dan resultados, debe recurrir a métodos quirúrgicos de tratamiento. Durante la operación, se extrae parte del tejido adiposo.

La condición de las glándulas mamarias depende en gran medida de la actividad de todo el organismo. Los síntomas inusuales, como dolor, hinchazón sin razón aparente, son una señal para ver a un médico, lo que ayudará a determinar las causas de esta afección y, si es necesario, comenzar el tratamiento, evitando complicaciones.